Balnearios Széchenyi en Budapest: visita y cómo llegar

Escrito por

Budapest, capital de Hungría, se está volviendo una de las ciudades más populares del este de Europa. Nosotros hace tiempo que queríamos ir, ya que nos habían hablado muy bien de esta ciudad, pero los desorbitados precios de los vuelos nos habían hecho ir a otros destinos. Como somos tan buenos, los Reyes Magos nos trajeron el viaje que hacía tanto tiempo que queríamos hacer. Hoy vamos a hablaros concretamente del día que fuimos a los baños Széchenyi de Budapest y que nos parecieron.

Los baños termales eran para nosotros una de las imágenes típicas de esta ciudad. Mirando por internet y en guías de viaje hablaban de los baños termales como un imprescindible de esta ciudad. ¡No podemos estar más de acuerdo con esto!

En la ciudad encontramos muchos baños termales. Los más populares son los del hotel Gellért y los Széchenyi, de este último os hablaremos hoy.

Baños Széchenyi: Fachada principal del balneario Széchenyi en Budapest
Baños Széchenyi: Fachada principal del balneario Széchenyi en Budapest

Historia de los Baños termales Széchenyi

La tradición de los baños termales fue llevada por los turcos a Budapest. Los baños Széchenyi fueron construidos entre 1903 y 1913 y deben su nombre a un político y escritor húngaro, István Széchenyi. Su edificio de estilo neo-barroco está construido sobre dos fuentes de agua termal.

Los baños termales Széchenyi fueron los primeros baños construidos en la ciudad de Pest y uno de los más grandes de toda Europa. Y decimos Pest y no Budapest por que esta ciudad, durante mucho tiempo, fueron dos ciudades diferentes Buda y Pest. Estaban separados por el rio y hasta 1873 no se unieron como Budapest.

Otros baños termales que hay en Budapest son los Geller, que junto a Széchenyi son los dos más visitados. También están los balnearios de Király y Lukács. Y es que los 118 manantiales bajo Budapest hace que se encuentren referencias a sus aguas termales hasta el siglo XIII.

Baños Széchenyi: Entrada a los Baños Termales Széchenyi en Budapest
Baños Széchenyi: Entrada a los Baños Termales Széchenyi en Budapest

Visita a los Baños termales Széchenyi

Nos hacía ilusión visitar estos baños de noche, ya que las piscinas más grandes son las del exterior y están iluminadas por la noche. Aparte de estas, los baños cuentan con 18 piscinas más, 10 saunas, cabinas de vapor, tratamientos faciales y otros, aunque nosotros sólo pagamos la entrada básica, que incluye acceso a todas las piscinas.

Las piscinas eran muy modernas. A pesar de tratarse de un edificio de principios del siglo pasado las piscinas fueron renovadas totalmente en el año 1999.

La temperatura exterior de 0ºC hizo que ir hasta las piscinas exteriores en bañador no fuera la tarea más fácil del viaje. Sin embargo, después de correr hasta el agua, se agradecía la temperatura de 30ºC de estas piscinas.

Balnearios en Budapest: Piscina al aire libre a los Baños Széchenyi en Budapest
Balneario Széchenyi: Piscina al aire libre a los Baños Széchenyi en Budapest
Balnearios en Budapest: Piscina al aire libre a los Baños Széchenyi en Budapest
Balnearios en Budapest: Piscina al aire libre a los Baños Széchenyi en Budapest

Es típico ver gente mayor local jugando al ajedrez en estas piscinas. No sabemos si era muy tarde, pero la mayoría de gente que vimos eran turistas… ¡una lástima! ¡Tendremos que volver para retar a alguien a una partida!

También queremos deciros que fuimos un poco tarde, y es que a las 19h empiezan a cerrar algunas de las piscinas interiores, lo que hace que no puedas disfrutar de todas las piscinas y que el resto se llenen más. Sin embargo, al visitarlo entre semana no encontramos mucha gente.

Balnearios en Budapest: Piscina cubierta los Baños Széchenyi en Budapest
Balnearios en Budapest: Piscina cubierta los Baños Széchenyi en Budapest

Propiedades de los baños termales

Las piscinas de los baños Széchenyi contienen calcio, magnesio, bicarbonato… Esto hace que sea muy recomendado por las propiedades terapéuticas. Van bien para la artritis, el dolor en las articulaciones o para tratamientos de recuperación ortopédicos y traumatológicos.

Qué llevar a los baños Széchenyi

Puedes dejar la mayoría de cosas en la taquilla pero os recomendamos que llevéis lo justo y necesario. Al menos nosotros no dejaríamos la cámara en la taquilla, por si acaso. Lo que si que debéis llevar es bañador, chanclas y toalla. Si no lo lleváis lo podéis alquilar en la entrada. Nosotros para hacer fotos nos llevamos el móvil, que luego volvimos a dejarlo en la taquilla para bañarnos tranquilos.

Como llegar a los Baños Széchenyi de Budapest

Los baños Széchenyi se encuentran dentro del City park de Budapest. Está bastante cercano al centro y en unas cuantas paradas de metro de la línea amarilla y llegaréis. La parada se llama igual que los baños, así que es fácil de encontrar.

Reservar la entrada del balneario Széchenyi por internet

Si queréis ir sobre seguro e ir con la entrada a los baños termales ya comprada, podéis reservar aquí. De esta manera os podréis evitar colas cuando vayáis y entrar directamente al balneario. Lo que hemos enlazado es el pase para un día completo y te da acceso a las 3 piscinas exteriores y 15 cubiertas. Si al final decidís no ir se puede cancelar hasta 1 día antes de la visita.

Información útil de Budapest

  • Dónde dormir en Budapest: En Budapest nos alojamos en los apartamentos All 4U apartments, muy céntricos y que cuestan unos 20€ por persona y noche. Si queréis saber más acerca de nuestra estancia aquí tenéis nuestra opinión. Podéis consultar otros alojamientos en Budapest en este link.
  • Qué ver en Budapest: Budapest es una ciudad de contrastes y aunque nos costó decidir qué es lo que más nos había gustado, estos son nuestros 5 imprescindibles de Budapest.
  • Qué comer en Budapest: De todos los platos que probamos en Budapest os recomendamos los que para nosotros son lo mejor de la gastronomía húngara.
  • Budapest Card: Nosotros teníamos la Budapest Card de 48h, pero a diferencia de otras ciudades no le sacamos mucho partido. La utilizamos básicamente para el transporte y para hacer un tour gratuito (en inglés). Dependiendo de lo que queráis visitar quizás sí que os salga a cuenta.
  • Transporte público de Budapest: Creemos que para conocer Budapest la mejor opción es ir andando a los lugares que queráis visitar. Si preferís ir en transporte público debéis tener en cuenta que los billetes de transporte no permiten hacer transbordo. Nosotros no lo sabíamos y nos colamos en el metro. No podéis coger el metro y cambiar a un bus sin tener que pagar de nuevo. Así que si queréis ir en metro y no arruinaros, mejor optad por un billete de 24, 48 o 72h de transporte o una Budapest Card.
  • Excursiones desde Budapest: Cuando estuvimos en Budapest aprovechamos un día para cruzar la frontera y visitar Bratislava. El centro no es muy grande y se puede visitar en un día. Aquí os explicamos cómo fuimos a Bratislava en tren y que tenéis qué ver en la capital de Eslovaquia.
  • Alquilar un coche en Budapest: Si queréis alquilar un coche para hacer ruta por Hungría, nosotros utilizamos el buscador de Rentalcars para encontrar las mejores ofertas.
  • Guía de Budapest: Si queréis más información útil de Budapest, podéis consultar nuestra guía.

Síguenos en Youtube e Instagram.¡Escribe un comentario!

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe en tu correo cuando publiquemos los relatos de nuestros viajes.

No compartiremos tu correo con nadie y prometemos no enviarte spam. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Equipatge de mà