Publicar fotos de niños en las redes sociales. ¿Es seguro?

Escrito por | Última actualización: 29 septiembre 2021

La exposición de los niños en internet, principalmente en redes sociales es un tema que genera polémica. Queremos hablar para que seáis conscientes de lo que conlleva la exposición de los niños, principalmente en las redes sociales. 

Con esta entrada no os queremos convencer de que no subáis fotografías del vuestros peques en las redes sociales. Sólo queremos que sepais qué riesgos hay. Porque el saber es poder.

La gente publica fotos y vídeos de sus hijos porque están orgullosos de ellos y lo quieren compartir con sus familiares y amigos. ¿Quién no lo está? El problema es que, lo que antes era enseñar el álbum de fotos a tu familia y amigos, ahora se ha convertido en enseñar las fotos al mundo entero. Nosotros antes de que naciera la peque ya lo teníamos muy claro. No queríamos exponerla ni el blog ni en las redes sociales. Se lo explicamos a nuestros familiares y amigos, porque no tiene sentido que nosotros no lo hiciéramos y los demás sí. 

Las primeras fotografías que publicamos viajando o haciendo excursiones con ella sólo salía el cochecito, pero al empezar a caminar y utilizar menos el cochecito decidimos que tenía que salir. Nuestra manera de viajar y en consecuencia el contenido de nuestro blog había cambiado gracias a ella: ahora nuestro contenido ya no es de viaje en pareja si no en familia. Pero no estábamos dispuestos a pagar cualquier precio, por eso cuando publicamos fotografías donde sale ella no se le ve la cara, no se la puede reconocer.

¿Es seguro publicar fotos de niños en las redes sociales?
¿Es seguro publicar fotos de niños en las redes sociales?

¿Qué puede conllevar publicar fotos de niños en las redes sociales?

Si estáis en una situación similar a la nuestra y no sabéis qué hacer todavía, Os explicamos algunos riesgos que puede conllevar publicar fotos de niños en las redes sociales. Algunos son obvios, otros no tanto y otros parecen exageraciones pero como dice el dicho “más vale prevenir que curar”.

La información puede llegar a gente con malas intenciones

Hoy en día, aunque no conozcas a alguien personalmente, puedes saber muchas cosas de su vida a través de las redes sociales. Quizás demasiado. Cada vez hay más instagrammers que se ganan la vida exponiendo su vida, o una parte de su vida. Una opción totalmente respetable. Cada uno puede hacer lo que quiera con su vida. Pero no lo hemos de ver como algo normal y hacer lo mismo con los niños sin tener en cuenta que exponerlos puede tener consecuencias para ellos.

Por ejemplo, publicar nuestro día día con una foto del primer día de escuela, con el uniforme o chándal de la escuela o de las actividades extraescolares da mucha información sobre direcciones, rutinas… Esta información en manos de pervertidos o personas con malas intenciones puede provocar problemas. 

En relación con las fotografías de la escuela, es algo que nos preocupa bastante. Nosotros no publicamos este tipo de fotografías, pero muchas escuelas sí que lo hacen. Algunas publican fotos de los niños en las redes sociales donde no se les ve la cara. Pero otros publican fotos donde se pueden reconocer. Incluso se les puede identificar con nombre y apellido para que en la bata llevan su nombre y apellido bordados. Ha quedado claro que nosotros no queremos que nadie suba fotos de la peque, pero nos preocupa que cuando hagan fotos a la escuela por las redes sociales la aparten del grupo. ¿Este hecho hará que ella se sienta mal? 

En relación con este punto, también os recomendaríamos que no subáis fotos sin ropa o con poca ropa.

Ciberacoso

El ciberacoso está a la orden del día y en un momento dado nosotros podemos subir una fotografía que nos parezca muy bonita o representativa de un momento determinado pero debemos pensar que quizás, en unos años, le puede provocar problemas al niño. A nadie nos gusta que el mundo entero haya visto fotos de situaciones que puedan ser vergonzosas.

Tenemos que pensar que una vez publicamos una foto en las redes sociales allí se queda, y aunque la borramos alguien ya se la puede haber descargado. 

Autoestima del niño

Cuando estos niños se hagan un poco más grandes puede que les encante tener publicadas fotos y vídeos suyos para ver y recordar su infancia. En cambio, para los más introvertidos, puede provocarse lis problemas de autoestima. Cada niño es diferente y no sabemos cómo les puede afectar esta exposición.

Gestión de la privacidad de las fotografías

Algo importante a tener en cuenta es cómo compartimos las fotografías. Algunas redes sociales dan la opción de que sólo puedan ver las fotografías tus contactos, como es el caso de Facebook. Pero aunque subáis las fotos de forma privada, Facebook las podrá utiltizar para su uso (es parte de su política de privacidad).

Si las subís a Instagram ya sea como fotografías o stories, lo más probable es que sea público. A no ser que tengáis vuestro perfil cerrado a sólo a contactos, cualquier persona puede ver la foto o vídeo. Tened en cuenta que aunque los stories borran en 24h, la gente ya se les puede haber descargado.

En el caso de los blogs, toda la información es pública y además es indexada por los buscadores. Si alguien busca fotos en Google, las imágenes del blog aparecerán en los resultados de búsqueda, con lo que es muy fácil que la gente llegue a verlas. En el caso de las fotografías de nuestro blog no es la primera vez que nos hemos encontrado nuestras imágenes anunciando productos. ¿Qué pensaríais si lo hicieran con la imagen de su hijo sin vuestro permiso?

Quiero subir fotografías de mis hijos / hijas a internet de manera más segura

Hasta ahora os hemos explicado los riesgos que conlleva. Si una vez conociendo todo esto decidís subir fotografías, estas son nuestras recomendaciones:

  • Comprobad la configuración de la red social para saber qué datos estamos compartiendo (ubicación) y con quién (perfil público o privado).
  • No publicar las fotografías al instante. Para evitar que se puedan deducir rutinas.
  • Intentar que a los peques no se les vea la cara o se les pueda reconocer.
  • Evitar dar datos personales como el nombre del niño, el nombre de la escuela o lugares que frecuentáis.

Tal y como hemos escrito en esta publicación de Instagram sobre este tema, no hay ninguna decisión buena o mala. Todos los padres y madres y queremos lo mejor para nuestros hijos, pero creemos que es importante tener en mente la parte mala de esta exposición. ¿Vosotros subís a vuestros hijos en las redes sociales? Podéis decir la vuestra en los comentarios.

Si encuentras útil este contenido y quieres recibir contenido exclusivo te puedes suscribir gratuitamente a nuestra newsletter mensual. También nos puedes seguir en Youtube e Instagram.Algunos enlaces de nuestras entradas son de afiliados. Si quieres saber que significa te lo explicamos aquí.

¡Antes de que te vayas!

Escribimos una newsletter una vez al mes con cosas que hacemos en familia, que nos gustan y que creemos pueden ser útiles. Si te ha gustado este artículo, únete a los más de 1.ooo suscriptores que ya la reciben. Prometemos no enviar spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *