Viaje en tren de Budapest a Bratislava sin planificar

Escrito por | Última actualización: 22 febrero 2017

El viaje que hicimos en la ciudad de Budapest fue de cinco días. Por poco que pudiéramos queríamos reservar un día para visitar la ciudad de Bratislava, en Eslovaquia. Sabíamos que Bratislava, a pesar de ser otro país estaba bastante cerca de Budapest, esto hacía que fuera posible ir y volver en el mismo día.

A diferencia de otras veces, no nos hemos examinado preparar mucho esta escapada y el resultado fue llegar a una ciudad sabiendo bien poco. ¿Quieres saber que nos pasó? Sigue leyendo …

Antes de viajar habíamos visto que era fácil comprar un billete allí así que decidimos no comprarlo previamente por internet. De esta manera podíamos improvisar un poco qué día hacer la escapada. Es por ello que compramos el billete de tren justo el día antes de salir, en la misma estación de tren Keleti de Budapest. El billete era de ida y vuelta y abierto. Con este tipo de billete puedes viajar en cualquier momento durante el mes siguiente desde que lo compras.

Consejo: Si vais a Budapest o a Bratislava y aún no tenéis hotel podéis buscar con este buscador para Budapest o con este para Bratislava para encontrar la opción a de alojamiento más barata.

Viaje a de Budapest a Bratislava: Billete de Budapest en Bratislava
Viaje a de Budapest a Bratislava: Billete de Budapest en Bratislava

Viaje de Budapest a Bratislava en Tren

El trayecto duraba poco más de dos horas, por lo que decidimos madrugar y a las 6am ya estábamos de camino a la estación. Durante el trayecto pensábamos que en poco tiempo pasas de un país a otro, pero el paisaje no cambió mucho durante todo el trayecto: campos nevados, casas de la periferia, más campos nevados…

Viaje a de Budapest a Bratislava: Vistas desde el tren
Viaje a de Budapest a Bratislava: Vistas desde el tren
Viaje a de Budapest a Bratislava: Vistas desde el tren
Viaje a de Budapest a Bratislava: Vistas desde el tren

El paisaje de las afueras se iba acabando. Fue entonces que empezamos a pensar en que no sabíamos donde nos dejaría el tren:

– ¿Parará en el centro de la ciudad? ¿Habrá más de una parada en Bratislava?

No nos habíamos planteado en ningún momento que nos hubiera podido dejar en las afueras, pero quien sabe! Íbamos casi solos en el tren así que confiabamos en que sabríamos en qué estación bajar. El tren acababa en Berlín así que no podíamos confiar en quedarnos hasta la última parada.

Llegada a Bratislava

Poco después de que nos entraran dudas, llegamos a Bratislava. El tren paró un rato así que entendimos que era la parada principal. Aunque en la parada ponía Bratislava no teníamos ni idea de ir hasta el centro. ¡Ni siquiera llevábamos un mapa!

Viaje a de Budapest a Bratislava: Nosotros con cara de dormidos en el tren
Viaje a de Budapest a Bratislava en Tren: Nosotros con cara de dormidos en el tren

Lo primero que se nos ocurrió fue preguntar a una chica de la taquilla. Esta estaba hablando con la compañera de la cabina de al lado y no entendimos que nos dijo, pero por el tono cuando le preguntamos como ir al centro, entendimos que no tenía muchas ganas de guiarnos. A la segunda persona que le preguntamos fue a una chica de una tienda de dulces al salir de la estación de tren. Esta fue más amable y nos apuntó en un papel el número de autobús que teníamos que coger.

Comprar el billete de bus

Ahora reiréis. Viajamos a Bratislava pensando que teníamos que cambiar de moneda. Como tanto en Cracovia como en Budapest habíamos cambiado a la moneda local, dimos por supuesto que Eslovaquia tampoco tendría euro. Lo que no sabíamos es que en 2009 dejó la Corona Eslovaca para entrar en el euro. ¡Una buena noticia! ¡No tenemos que buscar dónde cambiar el efectivo!

Pero no todo podían ser buenas noticias. El billete de bus se compraba a una máquina que había al lado de la parada. Sólo aceptaba monedas y todo lo que llevábamos eran billetes. Para poder comprarlo volvimos a entrar en la estación y buscamos otra taquilla donde pedir cambio (e intentar explicar en inglés porque el queríamos). Por suerte nos atendió un chico más amable y no nos puso ningún problema.

En la máquina no había mucha descripción de cada tipo de billete, así que creemos que acabamos comprando un más caro de lo que tocaba. Estábamos escarmentados de la experiencia en Budapest.

Llegada al centro de Bratislava

Cogimos el bus y en poco más de 10 minutos estábamos en el centro de Bratislava. Definitivamente no nos había dejado en las afueras, pero la incertidumbre no nos dejó tranquilos hasta este momento. Lo primero que hicimos fue ir a la oficina de turismo a preguntar dónde estábamos y que nos dieran un mapa.

Viaje a de Budapest a Bratislava: Descansando con Bratislava de fondo
Viaje a de Budapest a Bratislava: Descansando con Bratislava de fondo

Vuelta a Budapest

La vuelta hasta Budapest se hizo más corta que la ida, pero teníamos muchas ganas de llegar al apartamento para cenar e irnos a la cama. Había sido un día muy largo, ya que nos habíamos levantado muy temprano y viajar tanto tiempo nos había dejado hechos polvo. Después de todo el viaje y lo que sufrimos decidimos hacer una excepción de comida tradicional y comer una hamburguesa que nos encantó.

Viaje a de Budapest a Bratislava: Cena al volver a Budapest
Viaje a de Budapest a Bratislava: Cena al volver a Budapest

Si encuentras útil este contenido y quieres recibir contenido exclusivo te puedes suscribir gratuitamente a nuestra newsletter mensual. También nos puedes seguir en Youtube e Instagram.Algunos enlaces de nuestras entradas son de afiliados. Si quieres saber que significa te lo explicamos aquí.

¡Antes de que te vayas!

Escribimos una newsletter una vez al mes con cosas que hacemos en familia, que nos gustan y que creemos pueden ser útiles. Si te ha gustado este artículo, únete a los más de 1.ooo suscriptores que ya la reciben. Prometemos no enviar spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *