Bicicleta en la Garrotxa: Vall d’en Bas y Queseria la Xiquella

Escrito por

Estábamos en Olot y nuestro objetivo era muy claro: coger una bicicleta, ir hasta a La Vall d’en Bas y visitar la quesería Xiquella. Parece un plan sencillo, pero no siempre todo es tan fácil como parece.

Vía Verde de Olot a Sant Esteve d’en Bas

Para ir hasta la quesería teníamos que alquilar bicicletas y recorrer unos 10km hasta Sant Esteve d’en Bas, donde está la quesería. Por eso cogimos dos bicicletas, una normal para mí y una eléctrica por Laura. El tramo que teníamos que hacer era por la vía verde que va de Olot a Girona, por lo que en teoría no tendríamos que ir por ninguna carretera con coches hasta la quesería (aunque finalmente no fue así por que nos perdimos…). Este era el último día que estábamos en la Garrotxa, ya que el próximo estaríamos visitando Girona. Inicialmente queríamos ir en bicicleta por la Vía Verde hasta Girona, unos 60km, pero cambiamos de opinión y hicimos una ruta circular de unos 20km para volver a Olot y poder ir en bus en Girona después.

Bicicleta en la Garrotxa: Vía Verde de Olot en Girona
Bicicleta en la Garrotxa: Vía Verde de Olot en Girona
Bicicleta en la Garrotxa: Vía Verde de Olot en Girona
Bicicleta en la Garrotxa: Vía Verde de Olot en Girona
Bicicleta en la Garrotxa: Vía Verde de Olot en Girona
Bicicleta en la Garrotxa: Vía Verde de Olot en Girona

Perdidos en el pueblo de Sant Esteve d’en Bas

Fuimos por la vía verde hasta poco antes de entrar en el pueblo de Sant Esteve d’en Bas, donde yo entendí mal la ubicación de la quesería en el Google Maps del móvil y propuse salir de la vía verde para ir por dentro del pueblo. Error! Sant Esteve d’en Bas es un pueblo muy bonito, pero con muchos desniveles. Ideal para ir en bici! 😫 Para pasar por dentro del pueblo tuvimos que sudar la camiseta y una vez llegamos a la parte más alta tuvimos un pequeño incidente.

La bicicleta de Laura era una bicicleta eléctrica, pero de bicicletas eléctricas se ve que hay de muchos tipos. Esta arrancaba como una moto, dándole gas en el manillar. Todavía no sabemos muy bien qué pasó, si la bicicleta no estaba bien o qué, pero en una de las calles del pueblo nos apartamos de un coche que venía y la bicicleta arrancó con tanta fuerza que Laura no pudo controlarla, yendo contra mi rodilla y nos fuimos los dos al suelo. ¡Casi que era mejor que nos atropellara el coche, que iba más lento! Laura se hizo más daño que yo, pero al final no fue más que un susto.

Tras este contratiempo seguimos hasta la quesería, teniendo que hacer un tramo de una carretera comarcal. Como la lié proponiendo este camino, realmente. ¡Cuando llegamos a la quesería vimos que la vía verde pasaba por allí! 😭 En fin, que si queréis ir a la Xiquella seguid por la vía verde, que no tiene pérdida!

Bicicleta en la Vall d'en Bas: Laura en la puerta de la Masía La Xiquella
Bicicleta en la Vall d’en Bas: Laura en la puerta de la Masía La Xiquella

Visita a la Quesería La Xiquella de Olot

En la quesería conocimos a Oriol, un chico que decidió dejar la vida de oficina en Barcelona para irse a la Garrotxa a hacer queso. Oriol, que aparte de hacer queso durante la semana, hace visitas guiadas a la quesería. Nos explicó todo el proceso de hacer queso, desde que la leche está en la vaca hasta el plato. Esta visita es ideal para hacerla con niños, para que aprendan que el queso no aparece por arte de magia en la estantería del súper. Nosotros, como siempre, disfrutamos como niños pequeños. ¡A mí me dices la palabra “queso” y voy donde sea!

Durante la visita fuimos a Joanetes, donde está la granja donde Oriol compra la leche. Allí nos explicó cómo se extrae la leche y los controles que debe pasar la leche para que sea apta para el consumo, tanto para beber como para hacer queso.

Bicicleta en la Vall d'en Bas: Visita a la Quesería La Xiquella
Bicicleta en la Vall d’en Bas: Visita a la Quesería La Xiquella

Aprendimos mucho, pero lo mejor de todo fue lo que yo llevaba esperando durante toda la visita: ¡poder probar los quesos! Falta que te estén hablando todo el tiempo de algo para aunque tengas más ganas de probarlo. Probamos 4 tipos de queso y no pudimos evitar llevarnos a Barcelona para seguir comiendo en casa. Los quesos artesanos como los de la Xiquella no tienen nada que ver con los quesos industriales que encontramos aquí…

Bicicleta en la Vall d'en Bas: Quesos a la Quesería La Xiquella
Bicicleta en la Vall d’en Bas: Quesos a la Quesería La Xiquella
Bicicleta en la Vall d'en Bas: Degustación de quesos artesanos en la Quesería La Xiquella
Bicicleta en la Vall d’en Bas: Degustación de quesos artesanos en la Quesería La Xiquella

Pueblos de la Vall d’en Bas: Hostelets de Bas

Para hacer nuestra ruta en bicicleta teníamos que salirnos de la vía verde que va a Girona. En este tramo visitábamos Hostalets d’en Bas, uno de los pueblos más bonitos del valle de Bas. Llevábamos un mapa que nos habían dado donde alquilamos las bicicletas pero no lo entendíamos mucho y el camino no era fácil para hacer en bicicleta. Aparte tuvimos una confusión al llegar a los Hostelets de Bas: los tiempos de los tramos en el mapa estaban para hacer la ruta andando y nos estresamos al pensar que no llegaríamos antes de que cerraran donde cogimos las bicicletas. ¡Teníamos que marchar en Girona aquel día si o si, que ya teníamos el hotel pagado!

Bicicleta en la Vall d'en Bas: Hostalets d'en Bas
Bicicleta en la Vall d’en Bas: Hostalets d’en Bas
Bicicleta en la Vall d'en Bas: Paisaje de la Vall d'en Bas
Bicicleta en la Vall d’en Bas: Paisaje de la Vall d’en Bas
Bicicleta en la Vall d'en Bas: Iglesia de Sant Quintí de Bas
Bicicleta en la Vall d’en Bas: Iglesia de Sant Quintí de Bas

Vuelta a Olot

La vuelta en Olot fue un poco accidentada. A medio camino nos tranquilizamos un poco, cuando nos dimos cuenta de que los tiempos no tenían nada que ver con la realidad. Aún así no pudimos visitar mucho más, ya que nos volvimos a perder (sí, sé lo que estáis pensando, como se pueden perder tanto este par!). Pues o el mapa no estaba bien indicado o no el supimos entender, pero acabamos en otra carretera, esta vez una con mayor circulación de coches. Qué drama…

Perdidos en una carretera del Valle de Bas
Perdidos en una carretera del Valle de Bas

En teoría no teníamos que volver a la vía verde, pero nos la encontramos de nuevo. Sólo nos quedaba atravesar una carretera principal de dos sentidos para poder volver a ir tranquilos… “Sólo”. Después de más de 5 minutos esperando que pasaran coches llegamos a la vía verde de nuevo.

En una hora ya estábamos en Olot y llegamos a tiempo para dejar las bicicletas y poder irnos a Girona. Ahora, tenemos pendiente volver a la Vall d’en Bas para poder ver el Mallol, Sant Privat d’en Bas y otros pueblos que queríamos que visitar y no pudimos ver…

Fue un buen día, intenso pero bueno, aunque nos pasara de todo. La visita a la quesería fue la mejor parte, y estamos orgulloso de hacer casi 20km en bicicleta. Fue muy cansado y todavía no podíamos descansar, ya que nos quedaba un día de visita en Girona! Bueno, viajeros, aquí termina nuestro día de bicicleta por la Garrotxa, durmiendo y cogiendo fuerzas para continuar conociendo Cataluña! ¡Hasta la próxima!

Información útil de la Garrotxa

  • Qué hacer en la Garrotxa: Nosotros hicimos un día de ruta por los volcanes, de los que todavía os tenemos que explicar, un día visita a la ciudad de Olot y otro en la Vall d’en Bas. La Fageda d’en Jordà la podéis visitar junto con los volcanes principales: el Croscat y el de Santa Margarita.
  • Como llegar a Olot: Obviamente podéis ir en coche, pero si preferís ir en transporte público la compañía de buses Teisa va desde Barcelona y desde Girona.
  • Donde alquilar bicicletas en Olot: Nosotros las alquilamos en el Centro Logístico de Bicicletas de Olot. Nos salieron bien de precio y las bicicletas eran buenas.
  • Horarios y precios de La Xiquella: La visita que hicimos a la quesería cuesta 5 € y se hace cada domingo a las 11h. Para ir hay que reservar, podéis hacerlo en su página web donde también encontraréis más información.
  • Dónde dormir:  Estos días estuvimos en el Albergue Torre Malagrida y estuvimos muy a gusto. Como sólo íbamos para dormir no necesitábamos ningún servicio que un albergue no nos diera y además teníamos desayuno incluido. Si queréis una opción más cómoda, siempre podéis ir a uno de los hoteles que hay Olot. También podéis dormir en la masía de La Xiquella; una familia que hizo la visita con nosotros se estaba alojando ahí.

Y tú, ¿qué piensas? ¡Escribe un comentario!

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe en tu correo cuando publiquemos los relatos de nuestros viajes.

No compartiremos tu correo con nadie y prometemos no enviarte spam. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Equipatge de mà